+
Chai es un té de magnifico gusto, que se hierve en calderos por horas y que son una bomba de Cafeína, este te se toma en todos los países Arabes, como por ejemplo en la vieja Al Riyadh.

La Vieja Al Riyadh


La vieja Ciudad de Al Riyadh

Comercio en Al Riyadh
Comercio en Al Riyadh

Generalmente, gran parte de aquellos que nos encontramos en el Reino por diferentes motivos, nos reunimos para visitar los remanentes de la vieja Ciudad, que es solamente un grupo de edificios de adobe, y angostas callejuelas que dividen las manzanas, todo esto circundado por una pared alta del mismo material.

Nadie habita hoy los edificios, que tenían sólo el natural suelo como piso, y consistía o consiste en una serie de habitaciones. No vi muebles de ninguna clase ni puertas, tal vez se separaban los ambientes por cortinas.

En realidad, cuando uno viaja a otros países Arabes, como Marruecos y visita la vieja ciudad, ve el mismo trazado de calles y casas, estas están hechas con materiales, como ladrillo y revocadas, y uno puede imaginarse las mismas escenas en aquellas épocas, como las que se ven hoy en èstas otras, una gran cantidad de gente en las calles yendo y viniendo, tratando de encontrar las liquidaciones, ya que todo el poblado o barrio es un supermercado en que cada casa ofrece todo aquello que pueda uno imaginarse.

Los vendedores, hacen lo imposible para convencer a los posibles clientes de pasar a sus cuartos para enseñar su mercadería, si lo consiguen empujar literalmente dentro, llamando al chico que circula con un tambor lleno de "CHAI" un té de magnifico gusto, que hierve en calderos por horas y que son una bomba de Cafeína èste se toma en todos los países Árabes.

Negocios de Al Riyadh
Negocios de Al Riyadh

Una vez con su copa de Chai, que se toma en vasitos de cristal, y la insistencia del vendedor, es muy difícil que te vayas de ahí sin haber comprado algo y eso que compraste que empezó pidiendo 100 y después de horas si es necesario, terminas pagando 20 y que el vendedor quería lograr 5.

Realmente en América o cualquier otro país no podrías conseguirlo por menos de 50, así que todos son felices, a pesar que compraste algo que no sabes que hacer con ello, y nunca hubieras pensado por ti mismo que lo necesitabas.

La verdad es que esa Capital sin habitantes ya se hubiera borrado del lugar donde se encuentra emplazada, de no ser por el cuidado que le prestan para conservarla.

Lo que me pareció muy bien, a pesar que no ofrece una visión de pasadas glorias y grandezas, pero SI!, los humildes comienzos de lo que hoy es una potencia financiera mundial LOGRADA en mucho menos de un siglo.

Jorge R. Araujo Matiz

PARTICIPE

comparte esta página en: