+
la plata - Los Jacarandás - Regalo Cromático

Jacarandá en La Plata


Los Jacarandás de La Plata

  • Regalo cromático en la ciudad de La Plata

Jacarandá
Jacarandá

Es un imponente regalo cromático que nos brinda el vértigo cotidiano para estas fechas de mediados de un primaveral noviembre, tanto en el centro de La Plata, en  la rambla de Diagonal 73 en lo que va de  las plazas Azcuénaga y Rocha y que ofrece  en los días corrientes, la singular imagen,  cuándo florecen los jacarandás.

Están en nuestra  historia platense desde los inicios, esta especie, que es  originaria del noroeste de la  argentina,  se incrementa en la Ciudad todos los años,  por que se resiste a cualquier plaga, lo mismo que a las inclemencias climáticas que además,  potencian  sus demostradas virtudes estéticas, que son tan llamativas y bellas.

Los jacarandás iniciales vinieron a La Plata en la época  fundacional, y desde aquellos tiempos,  fueron  cuidados y renovados por las distintas autoridades del municipio en cada mandato. La adaptación fue total y hasta se logró que pudieran convivir los ejemplares antiguos con los que se iban renovando. 

Se dijo siempre,  que Benito Lynch se dedicaba al cuidado  del retoño que se había  plantado en el frente de su casa, en  8 y 43 plazoleta que en la actualidad lleva su nombre.

Se los conoce asimismo  como “tarcos” o “palisandros”, estos  Jacaranda mimos folia, llegan a  superar  hasta un  siglo de vida, soportan  las sequías y no tienen  mayores problemas sanitarios severos.

Son originarios de las áreas subtropicales  de Tucumán, Salta y Jujuy.  

En nuestra  ciudad pueden ser apreciados  en el eje de diagonal 73 entre 7 y 44, lo mismo que en los jardines del Colegio Nacional y en  la Facultad de Ingeniería, en  1 entre 47 y 50.

Jacarandas de hermosas flores
Jacarandas de hermosas flores

También en  la plaza San Martín en 6 y 50, asimismo en plaza  Moreno  en 12 y 50, en  las plazoletas “Noche de los Lápices”  de 8, 61 y diagonal 78;  y Benito Lynch en diagonal 77, 8 y 43.

Están en muchos puntos del ejido urbano, Gonnet y City Bell.

Las hermosas flores lilas, violáceas, lavanda y moradas, suelen perdurar en los árboles donde sus ramas pierden mayormente las hojas, durante varias semanas.

Hugo

PARTICIPE

comparte esta página en: