+
Hablar de Madrid es algo que me reconforta, así que vamos a realizar una pequeña recorrida por esos lugares que visito asiduamente. La Plaza Mayor, es uno de los lugares más representativos de Madrid, es visitada por millones de turistas.

Madrid


Madrid ciudad turística

  • La plaza Mayor de Madrid 

Colorado
Colorado

Madrid es una Ciudad a la que vuelvo una y otra vez, visitar a mis amigos, entre otros a mi amigo Milo Quesada y a mi amiga y hermana del alma Mayte Palau es ya una grata costumbre para mi.

Hablar de Madrid es algo que me reconforta, así que vamos a realizar una pequeña recorrida por esos lugares que visito asiduamente.

La Plaza Mayor, es uno de los lugares más representativos de Madrid, es visitado por millones de turistas.

El magnetismo no es nuevo, esta Plaza fue cita de  acontecimientos muy importantes en la historia, tanto moderna, como contemporánea de Madrid; Fué mercado, plaza de toros, se realizaban autos de fe de la Inquisición, fué lugar de ejecuciones, etc.

Está rodeada de nueve puertas por las cuales se puede ingresar, repleta de bares y restaurantes, como asimismo de locales de todo tipo, entre los que destacamos son los dedicados a la filatelia y a la numismática.

La Plaza Mayor - Madrid
La Plaza Mayor - Madrid

En la parte central, se encuentra la estatua ecuestre de Felipe III, que fué el principal impulsor de la construcción de esta plaza, fué hecha en bronce por Juan de Bolonia.

Se construyó durante la etapa de los Austrias, la Plaza fué conocida con anterioridad al siglo XVI, con el nombre de Plaza del Arrabal.

El Colorado

Lola 28-10-2008 11:13:

Recuerdos

Muy buena tu apreciación de Madris Colorado, cuántos lindos recuerdos.

George 28-10-2008 12:45:

Madrid, es imposible olvidar, el Prado, sus teatros, y restaurantes y sus hermosas mujeres!

MADRID ES MARAVILLOSO!!, SUS AVENIDAS, SUS ESTATUAS, SUS TEATROS Y RESTAURANTES, SUS TAPAS. eL CORTE INGLES.

Hace mucho que no voy desde los 90s. Recuerdo especialmente sus mujeres; solía pensar al salir del Corte Ingles, en seguir esas hermosas mujeres, sólo para ser testigo cuando la costura explotara y dejaran al descubierto todo aquello, que con tan ajustado vestuario, uno solamente podia imaginar.

Recuerdo un restaurante cerca de la calle de Alcalá, con sus hornos de ladrillos, donde he comido los mejores lechoncitos en mi vida. Sus paellas que yo con mi maldita costumbre de comer el arroz con azafrán con una gran cantidad de queso, hacía a los meseros, mirarme como bicho raro. MAGNIFICA CIUDAD.

GEORGE

PARTICIPE

comparte esta página en: